Los chinos crecen

Estaciones de cambio de baterías, camiones de carga o choferes que te llevan el auto hasta la estación más cercana son algunos de los sistemas implementados en China para fomentar la expansión de los coches eléctricos y acabar así con la temida escasa autonomía.

El país en el que más automóviles eléctricos se venden en el mundo, más de un millón el año pasado (el 85 % más que un año antes), es también uno de los que más invierte en desarrollar nuevos sistemas para paliar uno de los principales motivos de la lenta expansión estos vehículos, cuyos modelos no superan los 500 kilómetros de autonomía

Avatar
Acerca del Autor