Chevy Silverado 2019: Un gigante ilumina el camino

El evento Holiday Fantasy of Lights se encarga de encender todos los años la Navidad en el Tradewinds Park de Coconut Creek y hasta allí llegué con la  Chevrolet Silverado de 2019 cubierta de luces, para imbuirme en el espíritu que se respira en ese parque en el que toda la familia disfruta de las originales figuras y escenas montadas para el disfrute de grandes y chicos en una fecha tan especial.

Así las cosas, el enorme utilitario Chevy no sólo llamaba la atención por su gran tamaño, sino también por el despliegue de luces navideñas que logré colocarle, aprovechando un toma corriente instalado en su enorme ‘cama’ posterior.

Con cabina doble y con su capacidad de carga incrementada respecto a la versión anterior, fue posible acomodar además de mi núcleo de cuatro, a los cinco componentes de la familia Kanjanatipak, que quisieron gozarse el show de luces desde la altura de la Silverado y no desde su bajito sedán, así que lo estacionaron a un lado de la vía y ‘subieron la escalera’ para disfrutar de lo lindo el espectáculo luminotécnico.

Este gigante tiene la posibilidad de remolcar hasta 3,629 kilos y la versión doble cabina que estuve probando gracias a la gentileza de Jazmine Herrera gana casi 24 pulgadas de espacio para piernas respecto a la generación anterior.

En materia de tecnología,  vino dotada con OnStar 4GLTE con diagnóstico de frenos, servicio de conectividad, emergencias, seguridad, asistencia de vehículos robados y conexión WiFi para hasta 7 dispositivos.

Cuando usted se encuentra con este ejemplar Chevy queda impresionado por la enorme parrilla y las luces delanteras divididas cada una en dos secciones horizontales, marca de la ‘casa’ Silverado desde la primera generación en 1999.

Los emblemas laterales han sido reubicados desde la parte baja de las puertas anteriores, hacia la parte superior de los guardafangos delanteros. En su parte posterior, también recibió cierto ‘maquillaje’ con el nuevo diseño de sus faros LEDs y la marca Chevrolet en su compuerta que ahora es fabricada en aluminio.

Un detalle que merece mención aparte es la toma de aire lateral en la parte baja y frontal de sus guardafangos delanteros, una innovación en el segmento que apunta a lograr ventajas aerodinámicas para mejorar el rendimiento de esta nueva Silverado de 2019.

Hablando de  eficiencia, ahora este gigante Chevy dispone del  nuevo sistema DFM (Dynamic Fuel Management) en los motores V8 de 5.3 y 6.2 litros, el cual se encarga de controlar electrónica y continuamente el movimiento del acelerador, realizando un complejo cálculo para establecer la necesidad de torque y con esa info desactivar un numero variable de cilindros para minimizar el consumo de combustible. Uno de los grandes esfuerzos fue conseguir transiciones imperceptibles para el conductor y los ocupantes, el resultado fue un éxito.

Se ayuda en este objetivo con una estructura más liviana y rígida, además de un sistema de suspensión totalmente nuevo.

El incremento en la distancia entre ejes consiguió aumentar el espacio dentro de la cabina, especialmente para los ocupantes del área posteríor (+3”). Además de esta mejora, la optimización del uso de materiales alrededor del área de carga permitió ampliar el área útil de la misma (+7” de ancho).

Los motores disponibles para esta Silverado comienzan con un V6 de 4.3 litros  y 285hp con 305lb-pie, acoplado a una transmisión automática de 6 velocidades, seguido por un V8 de 5.3 litros (355hp/383lb-pie) con transmisión automática de 6 velocidades; un 4 cilindros turbo de 2.7 litros (310hp/348lb-pie) con transmisión automática de 8 velocidades y un Duramax I6 turbo diésel acoplado a una trasmisión automática de 10 velocidades.

Además, están los otros dos motores V8 con el nuevo sistema DFM: El de 5.3 litros (355hp/383lb-pie) con transmisión automática de 8 velocidades y el de 6.2 litros (420hp /460lb-pie) con una transmisión automática de 10 velocidades.

Avatar
Acerca del Autor